redensificación redensificación
localiza tu clínica

Diferencias entre hidratar y redensificar la piel

La hidratación y la redensificación son dos tratamientos que se complementan pero que no son sustitutivos. ¡Descubre de qué se tratan y cuáles son los beneficios de cada uno de ellos!

A partir de los 30 años, la piel comienza a perder densidad, elasticidad y luminosidad. De ahí, que sea necesario prestarle especial atención y, en mayor medida, a la piel del rostro, que es la que más expuesta se encuentra a agentes tóxicos como la contaminación o a los rayos solares.

La hidratación es recomendable realizarla a lo largo de toda la vida, haciendo más hincapié a medida que van apareciendo los signos visibles de la edad y el envejecimiento natural. Es entonces cuando la piel se vuelve más frágil y delicada, y nos pide a gritos aumentar los cuidados y vigilar los cambios que nos muestra.

Hidratarla con tratamientos como mascarillas caseras o cremas faciales puede ser lo primero que se te pase por la mente pero, normalmente, no es suficiente. En este punto, es donde coge importancia la redensificación, un tratamiento novedoso que no podrás realizar en casa, sino solo con especialistas. Este proceso hidrata la piel al máximo y la nutre gracias a su composición con ácido hialurónico.

Redensificar la piel, la fórmula perfecta para hidratar

Usar cremas anti edad y protegerse con un factor solar alto es imprescindible siempre, durante todo el año y a cualquier edad. Asimismo, es importante seguir las rutinas de desmaquillarse antes de dormir, realizar exfoliaciones periódicas o limpiezas diarias del rostro. Todo ello, retrasará la aparición de los signos de la edad y te hará lucir un aspecto más joven durante más tiempo.

No obstante, las temidas arrugas y líneas de expresión acaban llegando a nuestra piel y haciéndose presente en nuestro rostro debido a una bajada en los niveles de ácido hialurónico que fabrica nuestro propio cuerpo.

Por ello, la opción de redensificar la piel se vuelve imprescindible para darle tonicidad y un aspecto terso al rostro.

redensificacion vs hidratacion

La Redensificación: el secreto para devolverle la juventud a la piel

La Redensificación se trata de un tratamiento estético con resultados garantizados, un procedimiento a través del cual se aplican micro inyecciones en el rostro, dependiendo de las necesidades de cada paciente.

Estas infiltraciones estimulan la piel y ayudan a nutrirla, hidratarla y aumentar su densidad, provocando una mayor tonificación y la desaparición gradual de las arrugas o marcas que presenta el rostro. El ácido hialurónico se ha convertido en una de las opciones estéticas más demandadas en los últimos años gracias a sus beneficios y a sus visibles resultados.

Notar cómo la piel de la cara va adelgazando, las venas comienzan a pronunciarse más y la vitalidad que teníamos va desapareciendo es normal a partir de cierta madurez que, en cada persona, se manifiesta a una edad. Normalmente, suele ser entre los 30 y los 40 años.

No obstante, redensificar la piel no solo ayuda a recuperar la tersura del rostro cuando ya ha desaparecido, sino que es recomendable acudir a este tratamiento estético desde antes de que tu rostro comience a mostrar imperfecciones para prolongar su juventud, previniendo el fotoenvejecimiento mediante ácido hialurónico de alto peso molecular, no reticulado.

La Redensificación está compuesta por productos naturales, sin tóxicos, sin reticulantes… El ácido hialurónico que contiene es prácticamente igual al que generamos de forma natural, de ahí su éxito.

Este compuesto lo encontrarás en muchas cremas hidratantes por su capacidad de rellenar la piel. Se trata de un componente que la Redensificación muestra en su versión más natural y cuya función es la de retener agua en los tejidos y la piel para poder conseguir el objetivo de la juventud.

Retiene el agua en la dermis manteniendo la humedad para dar a la piel la elasticidad y luminosidad que le corresponde, evitando así que la epidermis se seque. Es un ingrediente demasiado eficiente en cuanto a mejorar la piel se refiere. Más allá de la hidratación, el ácido hialurónico facilita la curación y la antiinflamación. También transporta nutrientes a las células de la piel para ayudar a la renovación celular.

redensifica la piel

Con este tratamiento, se certifica que la medicina estética ya no es cosa de la madurez, sino todo lo contrario. Se recomienda comenzar en la juventud para conseguir el objetivo: frenar el envejecimiento. Es un tratamiento de bajo impacto, perfecto para iniciarse en medicina estética, que ofrece un resultado muy natural, mejorando la piel pero sin cambiar el aspecto en absoluto.

Te puede interesar→ Medicina estética facial: Nuevas tendencias para millennials

No pierdas más tiempo, hidrata tu piel desde casa y comienza ya con la Redensificación para retrasar los signos de la edad. Busca tu clínica más cercana y consulta con nuestro equipo de profesionales todas tus dudas.