redensificación redensificación
localiza tu clínica

8 mitos del Ácido Hialurónico

¿Has oído todo tipo de afirmaciones sobre el ácido hialurónico y quieres saber si son ciertos? Descubre cuáles son los mitos más extendidos y la verdad sobre ellos.

Como en todos los sectores, en la belleza y en la salud también existen diferentes mitos. En este caso, queremos hablaros del ácido hialurónico, una sustancia muy utilizada en los tratamientos estéticos por todos los beneficios que produce para nuestra piel y la salud.

Sobre él, también existen algunos mitos y hoy vamos a derribarlos.

El ácido hialurónico es un compuesto que se encuentra en nuestras células, que nuestro propio cuerpo fabrica y que se emplea en la medicina regenerativa porque, con el paso del tiempo, el nivel del mismo en nuestra piel disminuye.

Esto provoca la aparición de arrugas, líneas de expresión y manchas faciales. Asimismo, se utiliza también para la mejora de pacientes con dolor en las articulaciones, para deportistas que trabajan sus músculos a diario o para recuperarse de lesiones.

El ácido hialurónico ayuda a captar el agua presente en nuestro cuerpo, de manera que lo hidrata y mantiene la piel elástica y tersa.

Cuando sus niveles comienzan a bajar, en torno a los 30 años, es una buena opción regularlos con tratamientos estéticos que contengan esta sustancia, como la redensificación, un nuevo tratamiento para la corrección y prevención del envejecimiento cutáneo.

Su objetivo es activar las funciones de las células de la piel proporcionando una mejora en textura, luminosidad, elasticidad e hidratación.

verdades acido hialuronico

Mitos y verdades

MITO: El ácido hialurónico solo sirve para dar volumen.

VERDAD: El ácido hialurónico aumenta, rellena, hidrata, da armonía al rostro y recupera la estructura del mismo. Presenta una acción reestructurante y una regeneración celular que combate el engrosamiento de la piel consiguiendo un efecto lifting y firmeza.

MITO: Los efectos del ácido hialurónico duran muy poco.

VERDAD: Los efectos de esta sustancia ofrecen una duración diferente según el tipo de piel en el que se aplique. Es decir, dependiendo del caso, durará más o menos, y sus efectos serán más o menos notorios.

No todas las sustancias actúan igual en todos los cuerpos. Consulta con nosotros cuál es tu caso, te recomendaremos lo más adecuado para tus necesidades.

MITO: El ácido hialurónico solo puede aplicarse en los labios.

VERDAD: Mediante el tratamiento de redensificación, el ácido hialurónico puede aplicarse en los labios, en la frente, en los surcos nasogenianos, en los pómulos y en las líneas de expresión a los lados de la nariz y la boca.

 

Te puede interesar: ácido hialurónico para la cara

MITO: Solo puede aplicarse en personas con arrugas.

VERDAD: El ácido hialurónico está indicado para tratar y prevenir, por lo que, los más jóvenes también pueden apostar por él, retrasando al máximo los signos de la edad.

De hecho, cuanto antes comience a aplicarse, los resultados serán más positivos.

MITO: La infiltración de ácido hialurónico queda muy artificial.

VERDAD: En la redensificación, el ácido hialurónico que se utiliza es de alto peso molecular, no reticulado, que responde a las tendencias actuales en el mercado de la estética. Es muy similar al que nuestro cuerpo genera, lo que hace que el resultado sea de lo más natural.

Es un tratamiento de bajo impacto, perfecto para iniciarse en medicina estética, que ofrece un aspecto muy natural, mejorando la piel pero sin cambiar el rostro en absoluto.

MITO: El ácido hialurónico solo se utiliza en tratamientos estéticos.

VERDAD: Sus usos son en la medicina estética y en el sector de la salud. Esta sustancia ayuda a cicatrizar heridas, a mejorar el movimiento de las articulaciones, a regenerar tejidos o a tratar enfermedades de carácter degenerativo como la artrosis.

También se utiliza en procesos de fertilidad y en la odontología, ya que regenera las encías, la mucosa oral y las articulaciones de la mandíbula.

mitos acido hialuronico

MITO: El ácido hialurónico es un componente artificial.

VERDAD: Muchas personas no lo saben, pero nuestro cuerpo produce ácido hialurónico por sí mismo, por eso, la estética lo incorpora a muchos de sus tratamientos.

En el período de juventud, la piel produce esta sustancia en un nivel óptimo que hace que esta se presente hidratada, nutrida y elástica.

MITO: Los tratamientos estéticos a base de ácido hialurónico cambian el rostro.

VERDAD: Este componente está indicado para mejorar el aspecto de la piel y regenerarla desde dentro. No cambia la expresión del rostro, sino que regula la cantidad esta sustancia, manteniéndola al nivel que nuestro cuerpo necesita.

Estos son los mitos más famosos sobre el ácido hialurónico y las grandes verdades sobre esta sustancia tan esencial para nuestra piel.

Descubre cuál es tu clínica más cercana y comienza ya con el tratamiento que va a cambiar el aspecto de tu rostro, retrasando el envejecimiento facial y mejorando la hidratación, la luminosidad, la nutrición y la elasticidad.